Tráfico actual

TRÁFICO FLUIDO

FLUIDO
Última hora

Ruta Medioambiental


L
a Mancha territorio que inmortalizó Cervantes en la obra del “Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha” es tierra de monte bajo, de encinares y pinares, pero sobre todo tierra de labranza, donde los viñedos se pierden en la lejanía.

A lo largo de los años estos cultivos han sido trabajados por los manchegos y han dejado y dejan vinos de excelente calidad. El rasgo geográfico que destaca en el territorio es la llanura. Esta gran depresión tiene una altitud media de 650 m. sobre el nivel del mar.

Horizontes se despliegan hasta donde alcanza la vista sin apenas relieves que rompan con la monotonía del paisaje. Una de las características geográficas más importantes de La Mancha es la denominada “Mancha Húmeda Toledana”, en la que se encuentra nuestra comarca, que está integrada por 16 municipios de características económicas, patrimoniales y geográficas similares.
Encrucijada caminera, La Mancha toledana se caracteriza por estar bien comunicada con el Levante, Andalucía y la capital a través de la Autopista R-4 y la  Autopista AP-36.

 

Aunque las Tierras de Dulcinea es un territorio seco, por ella discurren los ríos Gigüela y Rían zares. Pero los recursos hídricos más importantes son los humedales por su indudable valor ecológico y turístico que les han valido la denominación de Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA). La formación de estas zonas acuosas se ve favorecida por la horizontalidad de la llanura manchega que deja suaves valles donde se almacena el agua. Esto unido a presencia de estratos calizos superficiales que se mezclan con otras capas impermeables y las características del clima semiárido permite el aporte de agua de los acuíferos en invierno.

 

El dominio del viñedo en el paisaje deja espacio para el cultivo de cereal. El motor de la economía de nuestra comarca es la producción de vino, junto con otros sectores empresariales como el de la industria de la madera.
La caza en estas tierras es un recurso importante. Sus extensos campos están plagados de abundantes especies de caza menor como conejos, liebres, perdices, etc.

 No cabe duda que los esfuerzos de la Asociación Grupo de Acción Local Dulcinea van encaminados hacia el desarrollo de sus recursos endógenos, para ello nada mejor que aprovechar los senderos y parajes que excepcionalmente plasmó Cervantes en “El Quijote” de esta llana, ennoblecida y sencilla tierra.